lunes, 8 de agosto de 2016

INFORME EN AMÉRICA TV


¿QUIÉN CUIDA A LOS HUMEDALES?

NOTA PUBLICADA EN EL NOTICIERO DE AMERICA TV, EN LA EDICION DEL MEDIODIA 
4 de Agosto de 2016

En la costa de Quilmes y Avellaneda se extiende un importante bosque nativo, parte del cual es una reserva natural, que se encuentra en peligro por un megaemprendimiento inmobiliario.
En un área de más de 280 hectáreas abarcando juncales, matorrales y bosque, además de lagunas y arroyos.

El 17 de julio los vecinos de la zona de Bernal encontraron que más de 4000 metros de este boque con árboles como talas y ceibos y curupíes, había sido destruido por el Municipio de Quilmes.
Ante los reclamos el secretario de servicios públicos del municipio Oscar García admitió que se equivocó cuando mando a desmontar el terreno que supuestamente pertenece a la papelera Smurfit. 

Luego del supuesto error los vecinos autoconvocados demostraron una vez más, que la forma de defender la vida es poniendo el cuerpo. Cuando los vecinos volvieron con intención de REPLANTAR y RECUPERAR las especies nativas, se encontraron con lo que parecía un intento de ocultar el desmonte: habían hecho un amplio trabajo para tapar de cañas todo árbol masacrado.

La reserva natural de Bernal en Quilmes, es un terreno muy extenso en donde conviven muchos actores e intereses diferentes.
Un basural inactivo del CEAMSE pero que sigue derramando ácidos hacia el rio
Un galpón de la UOCRA que va ganando terreno tirando escombros al río cada vez más lejos y que casualmente sirve de relleno para construir sobre terrenos blandos.
La Papelera Smurfit que tiene innumerables denuncias de contaminación por no tratar correctamente sus residuos que contienen ácidos y que tiran a la vera del Rio de la Plata, a 2000 metros de donde se encuentran las tomas de Aysa que surten de supuesta agua potable a gran parte de la comunidad sureña.
También existe un asentamiento de unas 100 casas de gente que ha sido desplazada del sistema y termina armando su casilla sobre el rio.

Pero lo más amenazante, y que termina atando cabos, es el proyecto inmobiliario “Nueva Costa del Plata” dirigido por la empresa Techint, que implica transformar 5 kilómetros de costa y reserva natural en zonas de vivienda para sectores de alto consumo y con una ganancia de millones de dólares para esta empresa.

A pesar de todo esto la Asamblea en defensa de la costa Avellaneda-Quilmes viene haciendo un profundo trabajo de concientización en conjunto con los vecinos de la zona y por otro lado estrechando lazos con otras comunidades que sufren los mismos problemas, ya que el negocio inmobiliario es un mal que trasciende territorios.
Juan, un integrante de la asamblea, nos cuenta que para ellos este bosque desmontado era considerado un aula a cielo abierto, en donde se hacían caminatas y se explicaban las funciones de la biodiversidad nativa, por ejemplo de los humedales.

El sábado 23 de julio casi 100 personas se acercaron a trabajar en pos de recuperar este terreno, se rescataron ceibos que son formadores de suelos, muchas talas, curupíes y también otras especies autóctonas de la costa. Un tala tarda 10 años en crecer 7 metros, el tamaño que tenían antes de que sucediera el “error”. SUMATE A ESTA INICIATIVA

noalaentregadelacostaqa@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada